miércoles, 29 de junio de 2011

La música calma a las fieras?

Al menos eso dicen, yo no lo he probado, pero lo que si puedo decir que escuchar a mi niño tocando su trompeta de juguete ha sacado la fiera que llevo dentro.

Acabo de llegar del médico, estoy con tos :D y de paso llevé a los enanos al parque, pasé por el chino para comprar unos gusanitos y mi niña me pidió que les comprara estas trompetas, compré una para cada uno.  Cuando comenzaron los dos a tocarla inmediatamente me arrepentí de haberlas comprado. Ayyyyyyy todavía creo que las oigo...

Al final les saqué los pitos a las trompetas, mi salud mental lo requería, y ahí estaba mi Tsunami, el pobre que se ponía a soplar e intentaba él mismo hacer el sonido, jajaja, felizmente se lo tomó bien. Tal vez le he frustrado y hubiera sido el próximo Satchmo .. .mmm ... (recuerdo ese ruido...) noooooooo

Tito Puente?


A ver si la próxima vez que vayamos a ver a la abuela las llevo, je je je

2 comentarios:

  1. Jajaja...como nos vuelven locas. Ahora mi hijo grande se pasa tocando flauta porque en el campamento de verano cogio clases. Y a la verdad que a veces es de locura y mas cuando el chiquito la quiere. Que bueno que los queremos con la vida. Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Ay! Giozi... yo tengo la suerte que mis mosketeras tienen un cuarto para ellas en la casa de mis suegros... ahi dejo todo lo que esta hecho en China y que precisan de pilas...
    Absolutamente todo!!!
    jajaja
    Que lindo que esta tu ninio!

    ResponderEliminar