martes, 30 de noviembre de 2010

Los regalos y las ilusiones

No recuerdo con exactitud hasta cuándo creí en Papa Noel. Recuerdo que una vez vi a mi mamá colocando los regalos, así que prácticamente no tuve esa ilusión de pequeña. Aún así, cada año hacía mi lista esperando que algo de lo que había puesto me regalaran, la verdad es que mi mamá ni la miraba y compraba cosas que que se le ocurría, jajaja, mi mamá siempre ha sido así. Sólo ya de grande, pero por pesada mi papá comenzó a comprarme lo que yo realmente quería, como la muñeca Peloncita, y el  Chicho Bello, que se los estuve pidiendo meses.

Recuerdo que una navidad mi mamá me regaló una muñeca muy bonita, y al año siguiente, como ella siempre ha sido toda despistada, me volvió a regalar la misma, venía con un vestido diferente, pero era la misma !!!, ¿cómo pudo mi mamá olvidar algo así y comprar dos años lo mismo? yo recuerdo que protesté mucho. Sí, lo admito, era muy caprichosa.




Son pocos los juguetes que recuerdo con cariño, y muchos de ellos eran los que me llegaban de sorpresa, no necesariamente los que había pedido. Como esta muñeca negrita que me la regaló una tía y se convirtió en mi muñeca favorita. 




Ahora mirando atrás y recordando aquella imagen que tenía yo de la navidad pues no siento más que vergüenza y pesar. Y me pregunto si no estaré haciendo lo mismo con mis niños, deseo llenarles de cosas, de juguetes, que se ilusionen al ver su árbol lleno, pero no estoy sembrándoles una buena semilla con esta actitud, y  sin embargo hay niños que no recibirán nada, pero que se contentan con tan poquito.

El domingo me entregaron una caja de zapatos en la iglesia. Es para colaborar con la Operación Niño de la Navidad.

En esa caja irán nuestros mejores deseos para un niño o una niña y se llena la caja con regalos que les gusten a los niños, además de un donativo de 5€, para el costo del envío.
En la caja podemos enviar algún juguete, artículo de higiene, útiles escolares, alguna prenda pequeña de ropa, caramelos, y una tarjeta con foto para mantener contacto con el niño.
Si quieres preparar tu también una caja te animo, acá tienes más información.


Se puede entregar la caja desde el 9 al 12 de Diciembre 2010
Recibimos tanto y sin embargo devolvemos tan poco.




6 comentarios:

  1. Qué gracioso..la misma muñeca!!!! me parece una idea preciosa la de la caja!!! yo puedo mandar una desde aquí!!
    es importante enseñarles a los niño sa compartir y dar a los demás!!!
    unbeso muy fuerte amiga!!

    ResponderEliminar
  2. Tus fotos de pequña son hermosas, me encanta que tengas tantas y que siempre las compartas con nosotros.

    Sabes que yo tampoco creía en el viejito pascuero (como le decimos acá). Mi mamá no disimulaba mucho, o a lo mejor pensaba que por ser chicos no nos dabámos cuenta... Pero yo si me daba cuenta que mis papás ponían los regalos.
    Nunca me regalaron una muñeca repetida menos mal jajajja!!

    Que bonita la iniciativa de la caja... No te preocupes tanto por tus niños, ellos son pequeños y con estos ejemplos van a ir aprendiendo. Y si pueden tener hartos regalitos... Qué bueno! Aunque tengo que reconocer que yo a veces también pienso lo mismo en el caso de mi hijo. Cuando él estaba en el jardín se hacía algo lindo para compartir en Navidad, en el colegio igual se organizan cosas para ayudar, pero es una ayuda más desde afuera, sin contacto con la gente que lo necesita :(

    ResponderEliminar
  3. Yo si recuerdo cuando dejé de creer, porque me lo chivaron en el cole los compañeros listillos. Tenia 7 años y me quedé tan cortada que no se me olvida, jeje.
    Lo de la caja es una idea estupenda. Ojala cunda el ejemplo.
    bEsitos

    ResponderEliminar
  4. Qué graciosa tú mamá con la muñeca repe, pero seguro que lo hacia con todo el cariño del mundo, me han encantado estas fotos de tu infancia, se te ve muy feliz.

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Que lindas tus fotos, te llevaste a España??? Yo no tengo ninguna.

    Lo de la caja es genial.!!!

    ResponderEliminar