lunes, 11 de octubre de 2010

Pero si soy niña buena

06-17-2010

Siempre he sido terrible, desde pequeña, bueno, ya no lo soy si me pongo a pensar. En fin...
A mi me molestaban diciendo, seguro que cuando te bautizaste el agua bendita comenzó a hervir, no no, cuando entrabas a la iglesia los santos se caían de sus altares, bromas así de amigos, si, amigos.

La verdad es que he tenido algunas anécdotas bastante bochornosas en las iglesias.

Mamá Tila era una católica de la que iba todos los domingos a misa, y le gustaba ir a la de muy tempranito, a la que sólo van las abuelitas, claro, ella lo era. Una vez me llevó, cosa rarísima, porque a ella no le gustaba sacarme, y claro, la pobre tenía sus motivos. Resulta que aquel domingo fatídico, jejeje, se sentó adelante, como siempre le gustaba.  Yo estaba sentadita a su lado como niña buena, mirándome mis pies, ya que llevaba zapatos nuevos, suecos, pero como siempre tenía pulgas y no me paraba quieta, mi aureola de niña buena no duró mucho, así que me bajé del banco y comencé a caminar por la iglesia y luego a correr. Taz taz taz, hacía un escándalo. Mama Tila se levantó y no se si de un tirón de pelos o un peñisco me volvió a sentar a su lado, no pasó  mucho y yo volví, taz taz taz, imagínate como sonaba eso.  No se cuántas veces se repitió,  no  creo que muchas, pero en una de esas, el padre miró a Mamá Tila y le pidió muy gentilmente que me sacara.
Mamá Tila cuando recordaba ese episodio siempre se llenaba la boca diciendo "si hasta me han echado de la iglesia por essssta!!!"

La anécdota favorita de Ro, si claro, el muy lindo, fue una donde el bochorno fue mío. Aquella vez fui con una amiga a la iglesia, hacía meses que no iba y llegué adrede cuando había empezado, para no saludar a nadie, y me dirigí a donde según yo pasaría desapercibida. Las sillas de esa iglesia eran esa sillas de plástico blancas, con brazos. Pues cuando me fui a sentar la silla se rompió. Me caí para atrás, y me quedé con las patas hacia arriba, como cucaracha, no podía moverme, y sentí que alguien, creo que dos, vinieron y me dieron la vuelta con silla y todo. Plop !!! . En eso comencé a sentir una risita detrás mío, pero de esas que se intentan disimular y no se puede, a la mujer que estaba detrás de mi le dio un ataque de risa, y estuvo no se cuánto así, yo por supuesto decía "tierra trágame". Cuando terminó el culto fuí la primera en salir disparada.

Tengo otras, pero te contaré sólo la última, la de ayer. Mi gordi está constipada, tiene tos seca. Cuando terminó el culto mi niña vino contenta a donde mi, como vino corriendo comenzó a toser, tosió tanto tanto, que le di un caramelito y  la senté en mis piernas, puse su cabeza sobre mi pecho y le dije, respira, y en eso puag, me vomitó toda, encima mío, lo hechó todo. Toda la iglesia mirando, preocupados por la niña que estaba malita, y vieron como se la llevaban al baño, pero cuando me vieron como quedé yo, pues hubo más de una sonrisa. Luego de salir del baño, sólo quería irme ya, porque olía tan mal que hasta yo me olía. No, esta vez no fue una gran vergüenza, pero esta anécdota me ha traido a la memoria, las otras donde por uno u otro motivo he tenido que salir disparada de una iglesia.

7 comentarios:

  1. Gio, podrías escribir un libro con tus anécdotas.
    Pobre tu peque, es que con estos cambios de temperatura vamos a caer todos.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Giooo! que buenas anecdotas! me muero de la risa!! yo compraria el libro!!
    A mi me paso que para unas fiestas en mi casa decidi que queria el piso bieeeeeeeen brillante...asi que lo encere al menos unas 8 veces...si, 8! porque mis perritos pasaban y yo pensaba que quedaban marcadas las patitas.
    bueno, como venia mucha gente trajimos las sillas esas de las que hablas...
    Y yo que a veces suelo ser muuuuuuuy despatarrada no se sente sino que me tire en una de esas. Resulta que yo sentia que se movia un poco pero pense que estaba mareada y no, no estaba mareada! Incluso en un momento me parecio que la mesa se movia.Resulta que al estar tan encerado el piso las patas de todas las sillas empezaron a resbalar, una para cada costado claro y la primera en caer fui yo!!! jajaja ahi todos nos dimos cuenta y se evito que se cayeran la mitad de los invitados jajaja pero que gracioso fue jajajaja Despues me pase dias quitando la cera a fuerza de limpiar el piso, que hasta los perros caminaban por el comedor y se caian jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Gio.... no te enfades conmigo, pero yo le veo una moraleja a tus historias.... NO MAS IGLESIA!!!!
    Un beso guapísima!

    ResponderEliminar
  4. ay ole, q pecaito!!
    jajaja
    lo acepto, yo tb me reido a tus costillas! un abrazo y q a la niña se le quite la tos.

    ResponderEliminar
  5. Ha ha ha Yoly. Tampoco es que sean mchas, pero algún corto, al menos, jajajaja. Al menos ya tengo una compradora, bueno dos. :)

    Alibi, jajaja pobres perritos ahí patinando. Conque mareada,no? así que le diste duro.

    Judith, jajaja, si, se puede leer así entre líneas jajaja.

    Lyn, no me extraña, jajaja, felizmente no había nadie con cámara en ese momento, aunque pasado los años y viéndolo diferente hubiera sido excelente tener una foto mía así. :D

    ResponderEliminar
  6. Si Giozi, mis perros no entendian nada jajaja
    Y juro que no habia tomado, que yo solo tomo en los años nuevos y mas que mareada me pongo rosa y me rio mucho jajajaja
    Yo compro el libro definitivamente! Para cuando?

    ResponderEliminar
  7. My partner and I really enjoyed reading this blog post, I was just itching to know do you trade featured posts? I am always trying to find someone to make trades with and merely thought I would ask.

    ResponderEliminar