viernes, 10 de septiembre de 2010

Mi gordita comienza a volar

Mi niña preciosa ya sale del nido, comienza a volar, tengo miedo, se puede caer, tal vez sus pequeñas alitas no le resistan; está gordita.

Mi gordita comienza a volar

El lunes comienza el primer día de colegio, pre-escolar, lo que en el Perú le llaman nido, o kinder. Mi gordita nunca se ha separado de mi, nunca ha ido a guardería. Mientras escribo esto, diran que soy boba, pero se me llenan los ojos de lágrimas.

Siento que estos casi 3 años han pasado demasiado rápido y como si no los hubiera aprovechado al 100%, como no hubiera estado ahi el suficiente tiempo, o que podía haber sido mejor madre, siento que debí tenerle más paciencia cuando hacía travesuras, salir más, compartir más, y ahora mi bebé se va y ese tiempo no lo puedo recuperar.

Pienso en tantas veces que hemos ido al parque y no habían niños con quien jugar y veía a mi niña jugando sola, y ami se me encogía el corazón, y mi niña que es una loca, que le gusta, correr, gritar, perseguir y que le persigan. Se que ahi conocerá nuevos niños, pero también comienzo a comerme el coco.

Yo comencé a ir a un parque a la hora que los niños salían del colegio, se llenaba de niños mayores por sólo un año que mi niña. Recuerdo que ella iba muy contenta con sus palas y cubos e iba repartiendo sus juguetes, y el recibimiento fue mirarla como bicho raro. Se sentó con unas niñas, las cuales no le prestaron ni atención, y para colmo el hermano de una de donde estuviera venía a pegarle.

Un día mi niña estaba sentada como siempre con esas niñas, yo estaba en el columpio con mi flaquito y en eso veo que mi niña viene con sus juguetes y se sienta a mi lado a jugar sola. Supe que ella se había dado cuenta que le hacían un vacío, tan pequeñita y comenzaba a sentir golpes, a mi se me partió el corazón, pero dejé que jugara, y de pronto, el niño encantador apareció no se de donde y le dio una patada a su cubo. Ella me miró, con una carita, pero siguió jugando. De pronto mi niña se levantó y se fue al tobogán y ahi no le dejaban subirse, sí, las mismas niñas, pero por favor, si sólo eran un año mayor que ella. Entonces yo cogí a mi flaquito en brazos y me fui al tobogán y le dije, hija sube, y me quedé ahí, a su lado.

Mi niña comenzó a pasarlo bien, de pronto vino un niño con su madre, el niño lloraba a mares y dijo, señalando a mi niña, ella me ha pegado, yo me sorprendí, hacía ya rato que mi gordita había dejado el grupo de niñas y jugaba sola y ya teníamos otro tanto en el tobogán, ¿si le pegó, en qué momento fue?. Yo me disculpé con la madre y le dije, disculpa si mi niña le pegó a tu niño, pero yo no he visto nada, es más, llevamos en el tobogán buen rato. No pasa nada me dijo la madre y le dijo a su niño que dejara de llorar porque seguro había sido de casualidad. La madre se fue, pero el niño se quedó y comenzó a decirle a sus amiguitos que mi gordita pegaba, y que no jugaran con ella. Cogí a mi niña y nos fuimos a otro juego, pasó un rato y de pronto llegó el mismo niño, el que lloraba, y le dijo a otro, ella pega, habían tres niños, rodearon a mi gordita y comenzaron a gritarle con gruñidos, sí, una tontería, pero a esa edad no lo es. Esa fue la gota que derramó el vaso y cogí a mis niños y me fui de ese parque. Nunca volví a esa hora.

Mi niña no habla, ya una vez una niña dijo, esta niña es rara, refiriéndose a mi gordita. Ella no podrá contarme si le hacen algo. Estoy asustada, tengo mucho miedo de que le hagan sufrir, no podré evitar sus sufrimientos, lo se, no sólo ahora, toda la vida, le romperán el corazón más de una vez, porque es así, y se que mi corazón también sufrirá, que también se romperá.

collage_L_bb

Hoy quisiera abrazarla y tenerla conmigo, tenerla como cuando era bebita, llenarla de besos, acariciar su cabecita y estar hora de horas contemplándola, siento como que nunca la contemplé lo suficiente ...

.

6 comentarios:

  1. Ayy, me has matado! Casi me haces llorar, joooo.
    Mira, Sofía es una niña muy sociable y activa pero tiene muchos momentos, sobre todo en Santander los veranos( no sé qué narices les pasa a los niños allí) que se acerca a niñas, les pregunta si quieren jugar, les deja sus muñecas y la echan y viene llorando porque no quieren jugar con ella..mi madre le enseñó a hacerles burla y decir que ellos se lo perdían porque ella era más divertida que ellos y tenía muchos juguetes que no les iba a dejar..ella lo adaptó y la oí decirle a un niño "Tú te lo pierdes que yo soy mucho más guapa que tú!" jeje
    Vamos, que rechazos vamos a tener todos pero desde que soy madre no dejo de leer sobre cómo potenciar la autoestima en ellas, me parece importantísimo que se quieran mucho a sí mismas y se hagan respetar, pero sin pegar, la inteligencia emocional no se enseña por desgracia en los colegios pero es de lo que más hace falta en la vida.
    Mi marido siempre dice que si la pegan lo devuelva y ella no lo hace y yo lo prefiero..le digo que use armas de mujer, más retorcidas, que por ejemplo en su clase diga a los que la pegan que va a celebrar una fiesta muy chula y que va a invitar a todos menos a él, me parece un método mejor de defenderse, pasar de la gente así..aunque a veces he sentido ganas de que se revelara y diera un puntapie a algún niño repelente!
    Trabaja en que tu niña te hable mucho y te lo cuente todo, enséñale ese humor tuyo que es una gran defensa y reafírmala mucho para que tenga autoestima, nunca es suficiente este punto además, antes me preocupaba que fuera creida, ahora sé que es mejor creida que desvalida, creo que es de lo poco que como madres podemos hacer..y cruzar los dedos para que no se dejen hacer de todo, claro..el mundo puede ser un lugar muy hostil a veces pero también maravilloso si aprenden a elegir ellas y apartar las cosas que no les vienen bien.
    Besitos, el primer curso es complicado..

    ResponderEliminar
  2. Giozi! Se me ha roto el corazón leyendo tu entrada.
    A mi también se me puso el alma como una pasita el día que a mi S le tocó empezar el cole. Recuerdo verla por una ventanita, mis ojos llenos de lágrimas, y ella llegando con su lonchera a su mesa, sentándose e instantáneamente empezando a jugar con los otros niños. Feliz. Luego, todo el día, yo en una angustia horrible, pensando que se la estría pasando mal, que debía estarme extrañando, y cuando me tocó irla a buscar, la muy bandida no se quería ir.
    Es así... Creo que las madres sufrimos más estos momentos que ellos. Claro que entiendo que para nosotros es como que ahora no los vamos a poder disfrutar -en cantidad de tiempo- tanto como antes. Pues entonces propónte ratos de calidad. Te recomiendo mucho que trates de involucrarte, si es posible, con el colegio. Yo el año pasado me ofrecí de voluntaria para ayudar a la maestra un día a la semana, y me encantó. Uno consigue nuevos espacios y nuevas cosas que disfrutar con ellos a medida que van creciendo.
    Ahora, lo del rechazo, lamentablemente es algo normal. Hace unos meses yo contaba en mi blog un episodio que mi hija vivió con una amiguita. A mí me dolió tantísimo ver a S tan desencantada. Pero, sabes que? Una semana después el incidente estaba zanjado, mi hija había perdonado a la chiquita y ya eran amiguitas otra vez. Yo hubiera querido que no fuese así, pero no podía meterme. Hay que dejarlos, ellos resuelven, se adaptan, buscan otra gente. Es parte del aprendizaje y del crecimiento. Pero siempre hay que reforzarles su base moral y autoestima en casa para que ellos puedan andar solos cuando les toque.
    Ay, Gio, disculpa, este comentario me ha salido más largo que un suspiro de culebra! Me hiciste pensar mucho con tu post. El mosaico te ha quedado hermoso, un recuerdo muy especial de tu bebita.
    Te mando un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Como puedes tener tantas fotos tan lindas!!!! esa con la lengua afuera apretada es mi favorita!! Ella es lo máximo, de verdad.

    Oye, pero tu niña no habla porque tiene algún problema?, o simplemente todavía no aprende bien porque es chica?

    Como sabes, yo no tuve drama hasta este año (1o. básico, 7 años), pero fue algo puntual que no se ha repetido y espero no vuelva a pasar.

    Lo que he concluído es que hay cosas que lamentablemente no podemos manejar. Lo que sí podemos hacer es siempre apoyar a nuestros hijos, a veces, sin querer, yo me he visto disminuyéndolo con mis comentarios, por ejemplo después de una prueba he comentado con otras mamás "no sé como le fue, pero él siempre dice que le va bien" como diciendo que dice eso pero en realidad le va mal... Y es una tontera, porque a hiji sí le va bien. Creo que no se entiende nada... Pero lo que trato de decirte es lo mismo que te dije en mi post de la otra vez. No escatimar en defensa para nuestros hijos, para la próxima, si tú no la viste pegar, y crees que no pega, nada de andar pidiendo disculpas, hay que decir no más "mi hija no fue, porque mi hija no pega" y que la otra mamá vea que hace con su niño lloroso. No se trata de ser irrespetuosa ni prepotente, yo siento que a veces por no caer en la mala educación, termino diciendo alguna cosa como para salir del paso, siendo que hiji se merece una defensa buena.

    Ay amiga, yo ahora estoy tratando de hacerlo así, tampoco es que tenga la receta :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Giozi, casi lloro con tu historia, a mi estas cosas me duelen mucho, no tengo hijos, pero me pasa cuando a mi sobrino le hacen el vacio o veo que sufre. Tienes que transmitirle a tu hija mucha confianza en si misma, porque seguro que es una niña muy especial y si tiene la mitad de tu sentido del humor, seguro que será muy feliz.
    Además no todos lo niños tienen que ser malos, seguro que hay por hay alguna personita con la que hará muy buenas migas.

    Las fotos son preciosas y tu nena guapísima en todas.

    Bss

    ResponderEliminar
  5. Hay, ahí, menuda falta de ortografía. Ruego me disculpen.

    Bss

    ResponderEliminar
  6. Ay, que te puedo decir. todos pasamos por eso. Siempre vamos a sufrir por nuestros hijos. Yo soy de las que me preocupo de que mi hijo se sienta solo, sobre todo por el hecho de que solo nos tenga a mi, papa y Sofia. Y se me parte el corazón cuando lo veo jugando solo.

    Yo lo envie a la guardería desde que cumplio 1 año, y aun que algunos me pusieron cara de "mala mama que quiere deshacerse de su hijo", para el fue perfecto, por que aprendió a relacionarse con otros niños.

    Yo creo que a tu hija le va a ir bien. Y como lei en algún comentario anterior (el de Rosa) el levanta la autoestima si se presenta el caso me parece una buena estrategia.

    Un beso, y ya nos contaras como va en kinder.

    ResponderEliminar