lunes, 26 de julio de 2010

Patitas pa que te quiero


A pesar del calor y de que hay pocos niños ya en los parques, porque medio Madrid está de vacaciones, yo salgo con mis enanos a pasear un poco por las mañanas.

A mi gordita ya no le gusta ir en el cochecito, de hecho me cuesta muchísimo hacerla subir, ella prefiere ir a pie, libre. Últimamente también va mucho en su triciclo, salvo que yo tenga que hacer alguna diligencia y necesito llegar a un sitio rápido entonces no sacamos nada y la subo al cochecito a la fuerza, un poco más entre sudor y lágrimas. (sudor mío y lágrimas de ella).


La diligencia del día fue ir al banco, por cierto, mi gorda ahora me ayuda y me sujeta la puerta para que yo pueda entrar con el carrito gemelar :), inicitativa de ella. Luego de un buen rato de estar metidas ahí y aburridas, a la salida mi gorda ya no quería subirse al carrito. Me dio igual, ya que ya había hecho lo que tenía que hacer y estábamos de regreso a casa, podía volver caminando todo lo que quisiera.

Paré en una tienda donde tienen un carrito para subirse, de esos que se meten un euro, porque mi gorda dijo, aquí, aquí, y bueno, tenía moneditas y tiempo así que les subí a los dos. Seguimos caminando y yo le iba diciendo, ve pegada a la pared, ve por la sombra, no camines por el centro, cosas así. La verdad que debe ser un fastidio que te estén diciendo tanta cosa a cada rato.

Las dos íbamos tranquilas, a pesar del calor que mataba, y en la peor hora, al medio día. Caminábamos a nuestro ritmo por una calle media peatonal, digo media porque los que viven en esa calle si pueden entrar y algún camión de reparto de las tiendas, e íbamos caminando por el medio porque realmente casi no pasan coches.

En eso se oyó el ruido de un coche que se acercaba, y mi niña gritó "car! car! ". Le tiene un miedo a los coches que no se imaginan. Y de un salto se subió al carrito, jajaja, pero quedó así, como la ven en la primera foto, yo que ya iba tomando fotos, para variar, no perdí la oportunidad y le saqué una en ese momento, pero como me reí... jajajaja.

Mi niña es como yo, fiel a la frase "más vale que digan aquí corrió, que aquí murió"






5 comentarios:

  1. Me encanto tu relato! la foto es un broche final estupendo a tu historia... hasta en mi mente vi a tu gordita pegar el salto dentro de su cochecito!... ;)

    ResponderEliminar
  2. jajaj!qué bueno! sí! pude facilmente imaginar a Lua dando un salto olímpico hacia el carrito!
    besitos a los tres!!
    ishtar

    ResponderEliminar
  3. jajaja!!! Pobre, en vez de ayudarla le tomaste la foto. Igual soy yo primero la foto y después los ayudo. jeje. Asi tengo las pruebas de todas las cosas que hace mi hijo para enviarselas a sus abuelos.

    besos!

    ResponderEliminar
  4. jaja, pobre me imaginó el sustote. Mujer te salió el espíritu fotográfico y no la ayudaste jeje.
    Es un callejón ¿verdad? La calle se ve muy estrecha. Besitos a tu gorda.
    Gio, cuando quieras nos ponemos de acuerdo para continuar la charla :-P
    Un saludo enorme. Bye.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja.... Demasiado bueno este cuento Giozi, y la foto es lo mejor.... Noes que nos burlemos de los chiquitos, pero de verdad que a vecestienen unas cosas...

    ResponderEliminar